Una pequeña Mozart en un mundo de hombres

Una pequeña Mozart en un mundo de hombres

Cuenta la leyenda, que la compositora parisina Cécile Chaminade compuso el “Concertino para flauta” como consecuencia de un desencuentro amoroso. Más allá del relato acerca de su nacimiento, la obra exige del intérprete todas sus capacidades técnicas y expresivas.

La Orquesta Académica Juvenil ensayando en el Teatro del Libertador bajo la batuta del Maestro Hadrian Avila Arzuza, director del cuerpo.

Este miércoles 15, a las 20, en el Complejo Cultural Victoria en la ciudad de Oncativo, la Orquesta Académica Juvenil del Teatro del Libertador interpretará el “Concertino para flauta” de Cécile Chaminade con la actuación destacada de la solista Natalia Martínez y la dirección del maestro Hadrian Avila Arzuza. El programa de la orquesta, además, contiene la “Sinfonía N. 1”, de Ludwig van Beethoven y la “Suite” N.1″ de Carmen, de George Bizet.

Con este concierto la orquesta académica, cuya misión es alentar el surgimiento de recursos humanos en condiciones de integrar cuerpos de música profesionales, abre su temporada de actuaciones. La entrada para esta función es libre y gratuita.

La pequeña Mozart…

El músico George Bizet conoció a Cécile Chaminade en su casa familiar, cuando ella tenía ocho años de edad y ya daba muestras de su talento en el piano. George Bizet quedó deslumbrado por la destreza de la niña, a quien llamará años después “mi pequeña Mozart”.

Cécile Chaminade

Cécile Chaminade rompió el molde de su tiempo, que le asignaba a la mujer solamente el papel de intérprete, y concretó una prolífica labor como compositora. Nació el 8 de agosto de 1857 y murió el 13 de abril de 1944.

A los ocho años de edad, Cécile compuso pequeñas piezas musicales para su primera comunión. El conjunto de su obra supera largamente las 150 partituras.

A diferencia de otras mujeres, cuya vocación para la composición quedó relegada, como Fanny Mendelssohn o Alma Mahler, Cécile Chaminade logró llevar adelante una carrera musical que trascendió Europa, como cuenta el pianista Fernando Pariente una publicación del Conservatorio Profesional de Música de León, España.

El mismo Fernando Pariente atribuye a la compositora estas palabras que conservan cierta actualidad: “Yo no creo que las pocas mujeres que han alcanzado grandeza en el trabajo creativo sean la excepción sino que pienso que la vida ha sido muy dura para las mujeres; no se les ha dado la oportunidad, no se les ha dado seguridad”.

***