TEATRO DEL LIBERTADOR SAN MARTÍN

EL TEATRO

Inaugurado el 26 de abril de 1891, es uno de los pocos teatros en el mundo cuya maquinaria escénica se mantiene original y en funcionamiento. Por su alto valor arquitectónico e histórico, el teatro es Monumento Histórico Nacional. El arquitecto italiano, Francisco Tamburini, proyectó el teatro en un terreno lindero a dependencias del Colegio Nacional de Monserrat. Tiempo atrás, el lugar sirvió como ranchería y talleres de la Compañía de Jesús en el período virreinal.

Tamburini diseñó importantes obras en Córdoba, como el edificio del Banco Provincial, en calle San Jerónimo, la Casa Cuna, en avenida Castro Barros, la Penitenciaría de barrio San Martín, y algunos domicilios particulares como la sede del selecto club El Panal en calle Rivera Indate. Además, se encargó de la estructura y ornamentación definitiva de la Casa Rosada y proyectó el Teatro Colón en Buenos Aires. Tambirini llegó a la Argentina en 1883, contratado por el Gobierno de la Nación, a cargo de Julio Argentino Roca, a través de su embajador en Italia, el cordobés Antonio del Viso. El Poder Ejecutivo presentó a la Legislatura, en 1887, el proyecto de ley para la construcción de un teatro nuevo, el primer coliseo público, en la ciudad capital de la provincia. Las cámaras legislativas aprobaron la iniciativa sin modificaciones sustanciales. Entre los argumentos del gobernador Ambrosio Olmos para lograr la aprobación, se menciona “una exigencia pública originada en el alto grado de cultura alcanzado en la provincia”, además la obligación del Estado de proteger los museos, conservatorios y bibliotecas, y promover la ciencia, las artes y la moral.

El Teatro tiene todas las comodidades y adelantos tecnológicos de su tiempo, ya que fue construido siguiendo las reglas de la arquitectura de los teatros de ópera de Europa. El telón de boca, por ejemplo, fue traído de Milán. Su construcción demandó poco tiempo; las obras se iniciaron en 1887 y estuvieron terminadas para 1890. Sin embargo, acontecimientos políticos demoraron su inauguración por unos meses. El concierto inaugural reunió a artistas en su mayoría mujeres, que mostraron sus habilidades vocales e instrumentales en una función organizada por la encumbrada Sociedad Damas de Beneficencia.

La decoración del vestíbulo, la sala y las distinguidas Salas Nobles, fue confiada al artista plástico italiano Arturo Nembrini Gonzaga, quien tenía un taller de pintura y decoración en barrio General Paz, en Córdoba, según el historiador Efraín U. Bischoff en Tres siglos de teatro en Córdoba.

Con el andar del tiempo, el coliseo era arrendado por el Gobierno de Córdoba a distintos empresarios teatrales, que contrataban espectáculos de ópera, zarzuela y teatro. Entre ellos, el mismo Bischoff recuerda a Pedro Caraccio, Antonio Subirá, Luis Padilla, Juan Massa y Juan Luna. Los contratos de arrendamiento fueron reemplazados por la creciente influencia de las academias musicales sobre la programación del teatro, hasta la conformación de una Comisión de Bellas Artes que asumió la administración del teatro con carácter oficial.

El teatro albergó la Comisión de Bellas Artes, talleres de la Academia Provincial de Bellas Artes y la Escuela de Niños Cantores de Córdoba. El edificio fue asiento de los elencos teatrales, ahora con sede en el Teatro Real.

Actualmente, el teatro es sede de la Banda Sinfónica de la Provincia, la Orquesta Sinfónica de Córdoba, la Orquesta Provincial de Música Ciudadana, el Coro de Cámara de la Provincia, el Coro Polifónico de Córdoba y el Ballet Oficial de la Provincia. También hacen su práctica en esta sala el Seminario de Danza Clásica Nora Irinova, el Coro del Seminario de Canto y la Orquesta Académica Juvenil.

Junto a las áreas escenotécnicas, la plantilla artística del coliseo lleva a escena una variada oferta de producciones anuales en lírica, ballet y conciertos con amplitud de repertorios. El teatro expresa hoy aquel anhelo de dotar a Córdoba de “un elemento de ornato para embellecer la ciudad, una nueva escena de estímulos intelectuales y una escuela de útil enseñanza”. A lo largo del 2018, el Teatro del Libertador San Martín fue objeto de una importante obra de adecuación tecnológica y restauración en la totalidad del bien patrimonial.

El teatro y sus elencos

El teatro y sus espacios de formación

Además de los elencos oficiales, el Teatro del Libertador San Martín alberga espacios en los que niños y jóvenes se forman en danza, canto y música. De ellos, han surgido varias generaciones de músicos, bailarines y cantantes que hoy ocupan destacados lugares en las orquestas, ballets y coros más importantes del país. 

Orquesta Académica Juvenil

Seminario de Danza Nora Irinova

Seminario de Danza Nora Irinova

Seminario de Canto del Teatro del Libertador San Martín

Seminario de Canto del Teatro del Libertador San Martín

INFORMACIÓN DE SERVICIO

BOLETERÍA: Está ubicada en Av. Vélez Sarsfield 365, Córdoba Capital.

HORARIOS DE LA BOLETERÍA: Abre de martes a sábados de 09 a 20 hs. Los domingos y feriados, abre de 17 a 20 hs, solamente si ese día hay función, de lo contrario, los días domingos y feriados permanece cerrada.

VENTA ON LINE: Los tickets para las funciones del Teatro del Libertador también están disponibles para la venta online a través del portal autoentrada.com

TELÉFONO DE BOLETERÍA: (0351) 414-3412

MAIL DE BOLETERÍA: libertador.consulta@gmail.com

CONTACTOS

Av. Vélez Sarsfield 365, Córdoba Capital.

MAIL: libertador.contacto@gmail.com

SEGUINOS

Noticias

Muestras en espacios y museos provinciales

Los espacios expositivos están abiertos al público de martes a domingo de 10:00 a 19:00 Biblioteca Córdoba – 27 de abril 375 Horario: lunes a viernes de 8 a 20hs. Entrada

Noticias

Agenda cultural de eventos del 27 de mayo al 2 de junio

La agenda de actividades de la Agencia Córdoba Cultura propone diversos eventos para disfrutar de los artistas locales. Cada semana se presenta una nutrida programación que puede consultarse también en cultura.cba.gov.ar