Siete nuevas muestras en el Palacio Dionisi

La propuesta expositiva abarca desde la magia de la cámara obscura, acciones performáticas, fotografía histórica y el impacto de la fotografía en la vida cotidiana con las nuevas tecnologías.

El Museo abre de martes a domingos de 10 a 20 hs. La entrada general es de 50 pesos, los estudiantes, los jubilados y los menores de 18 años no abonan ingreso. Todos los días miércoles la entrada a este museo, y a todos los espacios provinciales, es gratuita y libre. Podés combinar la entrada con el Palacio Dionisi y Ferreyra comprando un ticket promocional de 100 pesos (esa entrada se adquiere en cualquiera de los tres museos).  Leer + informaciòn sobre el Museo de Fotografía Palacio Dionisi.

A continuación, una a una las exhibiciones que se pueden recorrer hasta el 24 de noviembre:

Relación x: archivo en quiasmo. Del grupo efimerodramas

Con la curaduría de Soledad Sánchez Goldar y Luciana Irene Sánchez,  este proyecto investiga y produce desde los sistemas minimalistas repetitivos – forma propia del teatro propuesta por el director español Sanchis Sinisterra-, hasta el arte de acción y la escritura performática como registro. Efimerodramas  es un grupo conformado por Soledad Sánchez Goldar, Luciana Irene Sastre, Indira Montoya, Rodolfo Ossés, Sebastián Huber. Esta exhibición es el producto del trabajo realizado por el proyecto Escrituras performáticas: cuerpo y acción en Efimerodramas entre los años 2017 y 2019. Invita Demolición/Construcción. El grupo está radicado en CePIA abierto de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba (2017-2019) y contó con una beca de investigación del Instituto Nacional de Teatro (2017-2818). Sala cero

Exposición automática, de Gonzalo Gutiérrez

La exposición de este cordobés, que actualmente vive en Buenos Aires, describe el impacto que tiene la fotografía en la vida cotidiana a través de nuevas tecnologías y las redes de información. El concepto con el cual trabajó se encuentra fundamentado con la idea de rutina y repetición en la vida cotidiana, la hipervisibilidad y la pérdida de privacidad. Salas 1. 2. 3.

El misterio del niño muerto de Flavia Da Rin

Las fotografías de Flavia Da Rin -Buenos Aires, 1978- se nutren de la cultura pop como estructura visual, pero sus personajes, todos representados por ella misma, provienen tanto desde la literatura, la publicidad, la historia del arte y la televisión quienes toman vida a partir de su propia ficción. El misterio del niño muerto, muestra que Flavia Da Rin realizó para la galería Ruth Benzacar en el año 2008, retoma la historia del personaje de la película El Tambor de Hojalata poniéndolo en contexto a partir de la idea de las inauguraciones y los entierros como momentos de reunión y celebración. La intensidad de ser ella misma todos sus personajes, puestos en escena y fotografiados para luego ser orquestados dentro de su propia ficción, genera un lenguaje personal, atractivo e identificable a pesar de su estética publicitaria y el uso de herramientas de Photoshop que reconocemos fácilmente. Salas 4. 5. 6

La persistencia de la luz.  Retrospectiva de la mirada que habita,de Jorge Martin

El fotógrafo cordobés Jorge Martin intervendrá algunas salas de la planta alta del museo, utilizando el recurso de la cámara obscura y generando dentro de ellas una imagen proveniente del exterior.

“La mirada que habita” es un proyecto que  Martin viene desarrollando desde el 2009, anclado en la apropiación de los espacios donde éste sucede a través de un particular  recurso, la cámara obscura, previo a la invención de la fotografía.  Los espacios elegidos son los que verdaderamente le dan toda su impronta al proyecto. Es por ello, que los lugares seleccionados tienen que ver con la propia historia de la provincia o del país. Salas 7. 8. 9. 10. 11.

Revelando historias Fototeca Museo Pujia

La muestra propone compartir la historia de la Familia Pujia y su tradición como fotógrafos, exponiendo parte de la colección fotográfica conservada por cien años en manos de la familia.

El archivo de la Fototeca Museo Pujia está conformado por la colección familiar de Victorio y José Pujia, y por donaciones de fondos y colecciones de quienes han confiado en el proyecto, de fotógrafos como Atilio Rinaldi, Rodrigo Fierro, Aldo Chavero, como así también donaciones de familias tradicionales de la ciudad de Alta Gracia.  Dentro de este archivo, encontraremos fotografías de reconocidos artistas como Manuel De Falla, Rafael Alberti y Fernando Fader.

“La fotografía en la actualidad se ha convertido en una actividad al alcance de toda la sociedad, pero no se conservan como un patrimonio artístico y cultural, sino generalmente como un conjunto de imágenes para el recuerdo, la permanencia y la trascendencia familiar”, dice Sebastián Sancho Pujia, curador de esta muestra. Sala Documentos

de donde SOY. 32°24’37” 63°13’53”, de Fernando Fulcheri

Esta sala del museo está destinada  a exhibir obras de fotógrafas y fotógrafos del interior de la provincia de Córdoba. En esta ocasión, presenta el trabajo de Fernando Fulcheri, oriundo de Villa María.

En de donde SOY  las fotografías se convierten en pinturas, los arquitectos en artistas, los números en palabras. Por estos lugares alguna vez intentaron pasar los hombres del progreso, pero la fuerza del suelo fue como un imán que los enamoró y así nació una historia forjada sobre líneas de acero. Sala Geografías Latentes

Acciones para conjurar la impermanencia, de Celeste  Martínez

A través de un registro documental audiovisual, Celeste Martínez reflexiona sobre el acto de bordar una memoria en un espacio atemporal. Con la curaduría de Lucía del Milagro Arias, este vídeo muestra a una mujer bordando flores con cabellos humanos en una enorme tela blanca. El cuerpo realiza la acción. El cuerpo es también la materia para la práctica paciente de recuperar lo perdido. Sitio Multimedia

***